Fue al hospital a tomarse la presión y salió con el rostro irreconocible.

A diario escuchamos que vivimos en el país de las maravillas y es que ocurre cada cosa que uno ni encuentra que decir.

En esta oportunidad nos llega un caso muy delicado y que requiere de ayuda.

Resulta que un hombre denuncia que enfermeros y médicos de salud pública en La Romana, le colocaron una inyección al señor Gilberto Pérez, momentos en que este llegó a dicho centro en busca de atención medica.

Cuenta que simplemente fue a tomarse la presión y ahora se encuentra con su rostro todo hinchado, al parecer alguna reacción alergica al medicamento.

Según nos informan, lo quieren trasladar a San Pedro De Macorís, al Hospital Antonio Musa, pero ahora nadie le da respuesta a sus familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *