Consejos para cuidar tu alimentación si tienes prediabetes

La pandemia del nuevo coronavirus cambió de manera drástica el ritmo de vida de la sociedad. En este sentido, la alimentación de millones de personas también ha sufrido cambios negativos a partir de la adquisición de ciertos hábitos originados por la ansiedad producto del impacto de esta terrible situación que se sigue viviendo hoy en día. El resultado de esto es el aumento considerable de los trastornos de alimentación y la reducción de la actividad física, así lo señala una nueva investigación publicada en la revista International Journal of Eating Disorders.La mayoría de las enfermedades crónicas pasan por una etapa en la que es posible que sean revertidas o prevenidas. En el caso de la diabetes, que tiene una etapa previa conocida como prediabetes, se tiene que los niveles de glucosa o azúcar en el organismo son mucho más altos de lo normal aunque, no lo suficientemente altos para considerarse diabetes.

Todo está en la alimentación y el aporte de glucosa que supone cada alimento que es consumido, por lo que es de suma importancia llevar un estilo de vida lo más saludable posible, que incluya una dieta equilibrada y sana, y al menos un poco de actividad física. Conoce algunos consejos para lograrlo:

  • Mide tus porciones

Contrario a lo que se cree, puedes consumir ciertos alimentos con total normalidad. La cuestión está en consumirlos en pequeñas cantidades, sobre todo aquellos que son muy dañinos para la salud. Por otra parte, si tienes los niveles de glucosa altos, es pertinente comer granos integrales, proteínas magras, frutas, verduras y lácteos bajos en grasas.

  • Evita las bebidas azucaradas

Un gran factor de riesgo para las personas que tienen prediabetes son las bebidas azucaradas como refrescos, jugos o tés endulzados. Lo mejor será evitarlos a toda costa, ya que éstas bebidas conllevan a sufrir de obesidad.

  • Consume grasas saludables

Una dieta equilibrada requiere de un poco de grasa. En este sentido, es conveniente obtenerla a partir de fuentes naturales, ya sea consumiendo aguacate, aceite de oliva, nueces, entre otras semillas.

  • Bebe mucha agua

Estar hidratado es una excelente manera de controlar los niveles de glucosa, entre otros factores que benefician al organismo. Siempre procura beber la cantidad de agua recomendada al día (2 litros). Recuerda que se puede confundir la hambre con la sed, una situación que podría conllevar al aumento de peso.

Finalmente, no debes ignorar el hecho de realizar actividad física con frecuencia, lo cual es el complemento ideal para tener una vida saludable. Realiza ejercicio diariamente. Los expertos en salud aseguran que el ejercicio y la alimentación siempre deben ir de la mano. ¡Ponte en forma y… ante cualquier duda, acude al especialista!¡Haz el cambio y evita sufrir de diabetes y otras enfermedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*