Home office: Consejos prácticos para reducir el alto consumo de luz

Ya es por todos conocidos que nuestros hábitos cotidianos se vieron bruscamente cambiados con la aparición de la pandemia del COVID-19 en el año 2020. El obligado encierro en nuestros hogares por medidas sanitarias preventivas, nos puso más creativos y así surgieron muchas actividades como las de “home office”que nos daban la ventaja de disponer de un horario flexible, ahorrar en traslados y comida en la calle, pero lo mejor fue pasar más tiempo con la familia.Sin embargo, esa prolongada permanencia casera con actividades que requieren el uso de equipos de computación entre otros, generaron un mayor consumo de electricidad, con el consecuente aumento en el recibo por este servicio. En este sentido, te presentamos unos consejos prácticos para ayudarte a disminuir ese consumo de energía, sin dejar de lado las actividades de home office que efectúas diariamente.

  • Organiza tu tiempo

La idea fundamental es aprovechar al máximo el horario de trabajo en tu casa, para lo cual se te sugiere elaborar una agenda de actividades diaria. Organizar tus tareas cotidianas te permite controlar el tiempo invertido en dichas tareas, dentro de tu horario y evitar mayor consumo de energía eléctrica en cuestiones sin importancia.

  • Aprovecha la luz natural

Resulta un excelente consejo para evitar un mayor consumo de energía. Para este caso, resulta indispensable que tus actividades puedas ejecutarlas en un espacio con abundante luz natural, para así evitar el uso de las lámparas o focos de luz. Por supuesto que es importante que tus tareas puedas hacerla dentro de un horario diurno, cerca de una ventana que te permita también una buena ventilación.

  • Ambienta tu espacio de trabajo

Lo mejor para sentirse motivado es crear una ambientación con la cual te sientas cómodo, por cuanto pasarás mucho tiempo en ese lugar. Te sugerimos que no tengas en el sitio un televisor y menos un videojuego activos que puedan distraerte. Recuerda que se trata de ahorrar el consumo de luz.

  • Evita usar el aire acondicionado

El aíre acondicionado consume electricidad, por lo que usarlo debe ser en extrema necesidad. Si tienes un sitio dentro de la casa que dispone de buena iluminación y ventilación, no hará falta hacer funcionar este equipo. Si las temperaturas aun así son altas, entonces es preferible usar un ventilador.

  • Uso de focos ahorradores

Solamente si no queda más remedio, por no disponer de un espacio con buena iluminación, entonces debes emplear estos focos ahorradores o lámparas led que por sus características técnicas proporcionan un ahorro de energía estimado en un 90%.Con estos consejos prácticos, tienes varias alternativas para que continúes en tus labores cotidianas en casa, sin la preocupación por el consumo excesivo de la energía eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*