Lava del volcán Cumbre Vieja dispara la preocupación por posible emisión de gases tóxicos.

Las enormes y peligrosas corrientes de lava del volcán Cumbre Vieja, el cual se encuentra ubicado en la isla de La Palma, en el archipiélago español de Canarias, al parecer no detendrá su paso, ya que sus columnas de fluidos volcánicos están en un lento descenso hacia al mar.

Por otra parte, según el sistema europeo de observación espacial Copernicus, el lento paso que tienen las columnas de lava del volcán Cumbre Vieja, ha disparado la preocupación por una posible emisión de gases tóxicos.Además, la sorpresiva erupción del volcán Cumbre Vieja, la cual ocurrió en la tarde del pasado domingo 19 de septiembre, obligó a la Guardia Civil y al gobierno local a evacuar a más de 6.000 personas, quienes perdieron sus casas a raíz de las enormes y peligrosas corrientes de lava.

Los fluidos volcánicos “caminan inexorablemente hacia el mar” dijo el presidente de la región canaria, Ángel Víctor Torres, quien también describió “la impotencia ante el avance de esa colada (…) que ya se ha llevado por delante viviendas en esta zona que está dedicada a la agricultura, y que continuará con otras viviendas en su camino hacia el mar”.

La erupción del Cumbre Vieja ha destruido más 160 construcciones. 

Las enormes columnas de lava del volcán Cumbre Vieja, ya han destruido un total de 166 construcciones a lo largo de su paso, el cual abarca hasta el momento un total de 103 hectáreas de La Palma, Canarias. Esta información fue dada a conocer por el sistema europeo de observación espacial Copernicus. Además, dicho sistema de observación, está siguiendo detalle a detalle todas las zonas afectadas por la erupción.Actualmente, las enormes lenguas grises y naranjas de lava continúan arrasando agresivamente con los árboles, carreteras y viviendas que se encuentran a su paso.

Por otra parte, Patrick Allard, quien es actualmente el director de investigación del instituto francés de Geofísica del Globo, en París, explicó lo siguiente: “Las nubes creadas por la interacción entre el agua marina y la lava son ácidas” y “Pueden ser peligrosas si uno está demasiado cerca”, alertó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*