Sustitutos de la sal para comer más saludable

La sal común o también conocida sal de mesa, es uno de los condimentos más utilizados en la cocina por todo el mundo. Sin embargo, el exceso en su consumo puede tener efectos muy negativos en la salud de las personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el consumo recomendado para toda la población no debería ser más de 5 gramos diarios de sal al día, mientras que en el caso de las personas con comorbilidades, tales como hipertensión, no deberían ingerir más de 3-4 gramos, señala por su parte la Asociación Americana del Corazón.Ahora bien, ¿podemos sustituir este condimento y llevar una alimentación más saludable en nuestro día a día? Desde luego que sí, de hecho, lo más conveniente es que la sal de mesa sea yodada para así cubrir las necesidades de yodo y facilitar la síntesis de hormonas tiroideas. Podríamos comenzar por limitar su consumo cocinando con cantidades moderadas de sal. Otra opción es reducir la ingesta de alimentos ultraprocesados.

Sustitutos saludables para la sal

El jugo de limón y otros cítricos son una buena alternativa en la preparación de ensaladas y pescados.

El ajo y la cebolla también pueden aportar un gran sabor en la comida para disminuir el uso de la sal, aunque también hay muchas otras especias e hierbas como el orégano, la pimienta, tomillo, comino, curry, perejil o cilantro.

También está el caso de la sal hiposódica, que suele tener menos de un 70% de sodio que la sal común, aunque debes tener en cuenta que éste condimento no es para nada recomendable para personas con patologías renales.Incluso puedes utilizar salsa de soya para condimentar tus comidas y darle un toque oriental, aunque, hay que vigilar que no contenga tanto sodio en su etiquetado. Lo conveniente es adquirir productos que tengan un máximo de 1,2 gramos de sal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*